Rol y frikadas varias.

¿Cual es el límite entre la fantasía y el rigor histórico?

 

Primero, aclarar mi máxima rolera: “Es mi mundo y me lo follo cuando quiero”. O lo que es lo mismo, cada máster es libre de elegir en qué punto está dicho límite, o si las armaduras de las guerreras son bikinis de cota de malla. Peero, una vez dicho esto, pregunto ¿Cuál es el límite entre la fantasía y el rigor histórico?

Y es que no hay juego de rol 100% histórico, porque no tendría sentido. Siempre puedes jugar a ser tabernero en cualquier ambientación. Pero siempre se han de marcar ciertos parámetros entre la lógica y la fantasía. El ejemplo de los bikinis de cota de malla es el mejor que se me ocurre. Lo siento, pero si enseñas el ombligo un orco puede clavarte la espada y dejarte un piercing que no veas de grande. Sin contar el hecho de que a la guerrera en cuestión le saldría callo en partes de su cuerpo muy sensibles. Así con todo.

Que sí, que está toda buena, pero la armadura es para ir mona, no pasa nada por reconocerlo!

Como es lógico, la mayoría de las veces ignoramos el machismo implícito en las épocas medievales, incluso en Cthulhu, porque si no nadie se haría pjs femeninos, y la mayoría de las mujeres no jugaría. (Eso da para otro post fijo, ¿Porqué la mayoría de las jugadoras se hacen chicas super chachis de la muerte?) Igualmente, ignoramos otras circunstancias políticamente incorrectas. Pero ¿Hasta donde podemos llegar?

Vale que no va sexy, pero las probabilidades de sobrevivir aumentan por cada anillita de la cota de malla..¡pura matemática!

Siempre me ha gustado el mundo medieval de Eariandes, donde dichos aspectos dependen mucho de la cultura en cuestión, y no del mundo en general. Que no porque sea fantasía todos los países van a tener la misma mentalidad. Y he ahí la cuestión, ¿cuánta importancia le damos a las mentalidades en nuestras partidas? Todo el mundo parece aceptar que los enanos y los elfos se llevan fatal, o que los orcos son malos malísimos. Pero, ¿qué importancia le daría una sociedad medieval a la familia? Mucha, más si los personajes son nobles, ¿al dinero?¿a las tierras?

Ni siquiera nos fijamos en lo complicado que era viajar en la Edad Media, o incluso mucho después, en los años 20 te tocaba ir en barco si querías irte a según qué sitios. O comunicarse, lo que se tardaba en enviar correspondencia, o si en el pueblo de cuncunflenque de abajo tendrían teléfono en 1930. Muchos ignoran que hasta hace bien poco la mayoría de casinos, clubes, etc, eran exclusivos para hombres, con zonas delimitadas para que las esposas se “entretuvieran”. O el “miedo” de las gentes, si tenemos en cuenta que los de la provincia de al lado eran extrangeros, el miedo a lo extraño estaba más que presente. Al igual que las supersticiones, o la religiosidad, la fe. Todo el mundo creía en dios, porque era obvio, pocos se hacían preguntas y muchos de ellos acababan mal parados si esas preguntas las hacían en voz alta.

Así, al igual que nos curramos los dungeons o los pnjs (personajes no jugadores), deberíamos parar cinco minutos y plantearnos todas estas cuestiones antes de comenzar una partida. En mi opinión, le dan más chicha al juego, y los jugadores saben mejor en qué mundo viven sus personajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s